ejercicio,

Consejos para tener un estilo de vida activo y saludable

09:23:00 Más Medidas 0 Comments





El tiempo corre en nuestras vidas y las decisiones que tomamos para alimentarnos o para hacer ejercicio se repercuten en nuestros cuerpos. Con el ritmo que llevamos hoy en día, es necesario cuidarnos más, tener una buena alimentación y hacer ejercicio o practicar algún deporte, dado que todo esto termina repercutiendo en nuestra salud. Si queremos llegar a la edad madura sanos y en buena forma, es realmente importante empezar a cuidarnos desde bien jóvenes.


1.- Dormir es una actividad que hacemos todos los días, pero, por falta de tiempo, no cumplimos con el tiempo que realmente necesitamos para sentirnos descansados. Los adultos necesitan, en media, unas ocho horas de sueño todos los días para que el cuerpo rienda de la forma adecuada a lo largo del día, pero hay muy pocas personas que cumplen con estos tiempos. Algunos expertos hablan incluso de llegar a dormir unas 9 horas por la noche, pero lograr este reto es bastante complicado. Un aspecto importante que deberíamos tener en cuenta para intentar acercarnos a este logro es que debemos crear un ambiente en nuestra recámara en el cual nuestro descanso sea el ideal. La tecnología, una mala posición en la cama y hasta una almohada pueden hacer la diferencia en nuestro descanso.




2.- Debemos perder el miedo al ejercicio. Hacer ejercicio te puede ayudar a sentirte bien, aumenta tu nivel de energía y también te ayuda a mejorar el estado de ánimo. Si lo que te falta para ponerte a ello son las razones para hacerlo, hay varias formas de encontrar la motivación. Plantearte a ir al gimnasio con una amiga, por ejemplo, te ayudará a sentirte acompañado y a motivarse. Busca probar varias actividades (baile, kick boxing, spinning, pole dance) para encontrar tu favorita. Prueba varios horarios para encontrar el tiempo en el cual te sientas más cómoda para hacer ejercicio. Haz todo lo que puedas para tener un estilo de vida activo y saludable, tu cuerpo te lo agradecerá y notarás enseguida el cambio en tu forma de hacer y ver las cosas. 


3.- Tomar agua es un hábito que detenemos por muchos pretextos (ir al baño muchas veces es la más repetitiva), pero no hay duda de que cuando tomas el agua que tu cuerpo necesita, se refleja en la totalidad de nuestra apariencia, humor y cuerpo. La alimentación nos apoya a conseguir sentirnos bien, libres y en sincronía con lo que queremos reflejar en nuestro cuerpo. 


Buscar ayuda de nuestra familia para mejorar nuestra calidad de vida es un complemento para conseguir la meta de sentirnos bien con lo que somos y tenemos en nuestro cuerpo. Hay infinidad de profesionales (Psicólogos, Terapeutas, Instructores de Gimnasio, Dietistas y Nutriólogos) que nos ayudan a llevar el camino hacia el bienestar físico y mental.


¿Y tú, qué haces para tener un estilo de vida saludable?