amor propio,

Cuando la vida afloja

19:15:00 Más Medidas 0 Comments



¡Hola!, ay bonitas, pues hoy realmente estoy muy emocionada, y es que en dos semanas he bajado 5 kilos, sí, estoy en un régimen alimenticio, pero eso no significa que algún día de mi hermosa vida vaya a dejar de ser una mujer curvy, porque lo cierto, y afortunadamente, mi complexión no es de una flaca escuálida, y a Dios gracias por ello.

Realmente el hecho de bajar de peso no tiene qué ver con mi autoestima tampoco, ni con la autoestima de ninguna mujer, hoy tuve dos opiniones distintas al respecto, por un lado una mujer me dijo que le daba mucho gusto que estuviera bajando de peso “no porque así no seas bonita, porque eres muy bonita, pero por tu salud, ¡te felicito!”, fueron sus palabras; por otro lado, otra mujer me dijo “entonces ¿para qué estás con tus actividades y sesiones de fotos si no eres feliz con el cuerpo que te tocó?, o sea, pues cómo les explico mis queridas, que aunque me someta a mil dietas nunca seré una flaca, porque mi complexión no es así, yo nunca le dije “¿y tú por qué te pintas el pelo y dejas que se te vea la raíz?”, ah verdad que no le gustaría.

Bueno, el caso es que cuando la vida afloja, te aflojan los pantalones y las blusas, hasta las nenas que tenemos enfrente, esas que cautivan a todos los hombres aflojan dentro de un brasier, blueno, la ropa se hace grande y tú te haces un poco más pequeña, y si antes, cuando teníamos esos kilos de más nos decían “qué bonita eres”, pues ahora, las personas que en realidad nos aprecian nos lo seguirán diciendo, pero las envidiosas, que siempre las hay… jaja, esas te tendrán más envidia de lo normal, y eso es bien satisfactorio, porque cuando a ti te afloja la vida y la ropa, a ellas les aprieta el calzón de tanto coraje que les da.

Yo invito a que nadie, absolutamente nadie te diga qué hacer, y el día que quieras meterte a una dieta, régimen alimenticio, o como sea que le llames, lo hagas porque necesitas un cambio o un detonante en tu vida para algo, porque nace de ti, de tus entrañas, no porque alguien te lo imponga.

Ahora sí, con estos pantalones flojos las leo este viernes. Recuerden con unos labios rojos y una sonrisa en la cara, que es una más de nuestras curvas.

No olvides seguirme en mis redes sociales, Instagram y Twitter como @erendirasu