amor propio,

SER O ESTAR, NO SOLO ES GRAMÁTICA- Dany Dorantes

18:15:00 Más Medidas 0 Comments


Los hablantes del español solemos confundir el uso del verbo ser y el verbo estar, decimos “estoy feliz” como sinónimo de “soy feliz”, o “es gorda” en lugar de “está gorda”. Más allá de saber cuál es la forma correcta, lo importante, cuando hablamos de nuestro cuerpo y su sobrepeso, es la connotación que adquiere.
Hace tiempo, en un reto que tomé con Sisy Garza, la guía de Ámate (creada por Anais Ceballos) hablaba de la carga emocional del “Soy Gorda” y el cómo lo modificamos con diminutivos, sinónimos, etcétera. Explicaba que también solemos usar el “me siento gorda” para no decir “estoy enojada”, “no me gusta cómo me veo” y sin fin de sentimientos más.
Todo eso me cayó como balde de agua fría. ¿Saben cuántas veces he usado mi peso para ocultar sentimientos? ¿Saben cuántas veces me he culpado por “Ser Gorda”? UFFFF… hasta ya perdí la cuenta. Con este proceso de encontrarme a mí misma, amarme, aceptarme y así, empecé por algo muy simple: decirle a las cosas como soy y eso implica cambiar el verbo, es decir pasar del soy al estar. O de manera simple, decir: “Estoy gorda” o “Tengo sobrepeso” o “Me sobran unos kilos” o “Estoy pasada de peso”, pero NO “SOY”.
Cambiando el sentido de mis palabras también cambió la carga emocional de las mismas. Estar es una condición que se puede cambiar, ser habla de una característica que determina la personalidad. Mi peso es parte de mí, pero no determina quién soy, qué hago, a dónde voy, qué me pongo, mi peso determina que me tengo que cuidar, comer sano, hacer más ejercicio, esforzarme por estar sana.
Y con ese pequeño cambio vienen otros, inclusive empezar a admitir mis emociones y no enfrascarlas en “me siento gorda”. Por ejemplo, yo me frustraba mucho cuando no encontraba ropa y no admitía la frustración, me culpaba y culpaba a mi peso, ¿qué provocaba en mis adentros? Dolor, tristeza, enojo, y cuando uno toca en esos negativos difícilmente se permite ser y estar feliz.
Obvio no es algo que cambie de la noche a la mañana, ni que por arte de magia las palabras se quiten de nuestra boca, pero me gusta la idea de que mi vocabulario me ayude a estar más liviana, más en sintonía conmigo, y que provoque que me ame un poquito más cada día.
¿Qué opinas? Nos leemos en mis redes sociales, FB: Dany y Doris y Twitter: @danydorantess