amor,

Cuando el amor te espera

11:05:00 Más Medidas 0 Comments


Como si no fuera suficiente la etapa de crecimiento desde que nacemos hasta que somos mayores de edad, viene esa etapa que se llama “el amor”.

Esa etapa la cual por supuesto no es nada fácil, creo que es más fácil un examen de titulación y lo digo difícil porque aparte de controlar tus inseguridades y miedos tienes que controlar la pasión que tienes por aquel chico que te gusta y ni siquiera sabe que existes(según tu).

Con el paso del tiempo y de los años te vas dando cuenta que no todo es lo que parece, ni aquel chico que te dice guapa quiere decir que se quiere casar contigo, ni como aquel chico que no te voltea a ver quiere decir que no le gustas.

Muchas veces somos muy conformistas con recibir aquellas migajas de amor, con resignarnos a ser solo su amiga con derecho, su novia a escondidas porque así es más “excitante”, a ser aquella persona que si el tiene ganas de ver a las 3:00 am. le hablara por cel y no importa como estés, tú te vas a levantar y saldrás para darle gusto y no perder su “compañía”.

Claro, yo también lo he hecho, no darme el valor por el miedo a quedarme sola, o por el simple hecho de querer tener a alguien a mi lado (aunque no me haga bien), a conformarme con lo que me ofrecen porque nadie va a querer apostar más por mí y, que daño nos estamos haciendo.

Una vez una persona me dijo que la belleza radica en la seguridad que proyectes, y desde esa vez es lo que hago sentirme bien conmigo misma, saber decir NO a esa persona que me quería para rato, darme tiempo para mí y no salir a las calles con aquella esperanza de encontrar al amor de mi vida, si no que ese amor me encontrara a mí. 
Las espero en mi fan page #CurvasEnLaCiudad

Ya basta de sentirnos menos y de pensar que ese chavo no nos merece porque tenemos unos kilos de más, ya basta de ser nosotras las que no nos damos la oportunidad de ser amadas, recuerda que tú eres la que decides tu propio destino, date la oportunidad de elegir y no de ser elegida, cotízate por lo que vales no por tu peso, recuerda que una mujer segura vale más que una con cintura.

Si tú te amas por lo que eres, el amor te esperare por lo que vales. 

¡Nos vemos la próxima semana!