enfermedad,

Mi tiroides me quedó mal

12:24:00 Más Medidas 0 Comments

Voy hablar de mi tiroides

Ya perdí la cuenta en que momento mi tiroides me quedó mal. Todo comenzó cuando mi hermano me notó una bola en el cuello y de ahi comenzó la parte de mi vida donde conocí lo que mi cuerpo me queria decir desde hace tiempo.

¿Qué me quería decir mi cuerpo? ¿Mi cuerpo habla?

Yo soy Psicológa y siempre he tenido la idea que las personas somatizamos nuestros problemas en enfermedades, dolores y malestares en el cuerpo.

En ese entonces, cuando comenzó mi problema de tiroides, yo estaba pasando por muchas cambios en mi vida que realmente yo los relaciono mucho a lo que me pasó. Estuve alrededor de 4 años sin tener una atención adecuada por mis ideas tontas de no merecer mejorar, que no queria causar molestias a mi familia, que así me habia tocado estar. Ya les habia mencionado en las entradas pasadas que yo siempre he sido grande, pero con esta enfermedad subi mucho de peso, realmente me abandoné en todos los sentidos de mi vida.

¿Les ha pasado que a veces piensan que así son las cosas de la vida? 

Yo creía que me habia tocado vivir esa horrible enfermedad por algo malo que había hecho, sin saber que mi enfermedad es algo tan sencillo, con una buena alimentación, hacer ejercicio y la dosis correcta de Levotiroxina puedo ser tan normal como todos. (No cabe duda que a veces nos tiramos al piso para que alguien nos venga a tener un poco de lástima) Mi mayor preocupación era no poder ser mamá, porque en algún momento que fui a una revisión al Seguro Social mencionaron que si me operaban cambiaría mi voz tan ronca y no podría tener HIJOS ¿¿Qué???

¿Ya leyeron la bienvenida a este espacio? ENTREN AQUI.

Hay mucha cosas que le puedo mencionar acerca de esta enfermedad, para mi la gran diferencia fue cuando mi cuerpo me obligó (el médico dijo que me dio un ataque, fue un último intento de que mi tiroides queria trabajar pero no pudo hacerlo), asi que acabé en un hospital hace dos años para que me quitaron la tiroides por completo, fue tan fácil encontrar una solución a mi problema. Se acabo mi gran cuello hinchado que tuve por 4 años y que me hacia sentir fea, enferma y sin ganas de merecer nada. Fue tan sencillo volver a normalidad, poderme sentir una persona ¡¡NORMAL!! Además que cambiando de atención médica me aseguraron que puedo ser mamá, mi voz sigue siendo igual de ronca que siempre, todo quedo igual y yo tirandome al drama.

El dia de hoy, no se decir si la enfermedad fue causada por mis emociones o porque en mi familia existen los antecedentes de esa enfermedad. Sólo les puedo decir que si se enferman, no se pongan mal, a  veces las enfermedades aumentan con nuestras ideas y pensamientos locos, busquen una solución médica o psicológica para mejorar.  

A toda acción hay una reacción, si te sientes mal y no haces nada por sentirte mejor, OLVIDALO te sentirás peor cada dia.




Les enseño dos imagenes mias, me falta bajar de peso pero se ven las diferencias antes y después de la operación. Poco a poco he cambiado, me siento mejor y he cambiado la forma en la que veo la vida. Me falta quitarme algunos kilos de más pero poco a poco se llega a Roma. ¿no?

Si te gusto está entrada POR FAVOR compártela en tus redes sociales para que seamos más mujeres con curvas en este espacio.